Estás en:
  • Inicio
  • Noticias
  • Aristos Campus Mundus aborda el problema de la fractura social

Noticias

Etiquetas: , ,

Aristos Campus Mundus aborda el problema de la fractura social

13/03/2015

Expertos de Aistos Campus Mundus y Cáritas han coincidido en que la fractura social es una realidad transversal no resulta a pesar de las señales de recuperación económica y de que es necesario un cambio estructural de modelo económico y social durante la Jornada sobre Fractura Social organizada conjuntamente por Cáritas Diocesana de Barcelona y la Universidad Ramon Llull (URL) en la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales Blanquerna-URL.

Josep Maria Garrell, rector de la URL, ha dado la bienvenida al acto y ha destacado que jornadas como la de hoy son necesarias para sensibilizar a toda la comunidad universitaria sobre las problemáticas sociales “no para solucionarlas definitivamente, pero sí para intentar interpelar cuestiones que merecen ser objeto desde el ámbito de la investigación”.

Mn. Salvador Bacardit, delegado episcopal de Cáritas Diocesana de Barcelona, ha recordado la campaña publicitaria de Cáritas “Ayúdanos a ayudar” para insistir en que jornadas como ésta ayudan a profundizar en las causas de esta realidad social.

¿Hemos salido de la crisis? ¿Estamos saliendo de la crisis? “Cuando la gente me pregunta esto les digo que no hay una respuesta monosilábica, ya que la realidad es muy compleja” ha afirmado Francisco Lorenzo, coordinador del Equipo de Estudios de Cáritas Española y la Fundación FOESSA, que ha hecho una ponencia basada en las investigaciones realizadas en el VII Informe sobre exclusión y desarrollo social que acaba de publicar esta Fundación.

Lorenzo ha añadido que hay datos que dicen que hay un crecimiento, que se está generando trabajo y que se está reduciendo la tasa de pobreza pero que hay víctimas que no podemos olvidar. “Una actitud triunfalista de la salida de la crisis es una actitud poco ética e interesada” ha denunciado Lorenzo.

Dos de cada tres persones que están en situación de pobreza ya lo estaban antes de la crisis.Y es que, según Lorenzo, aquello que se destruye en época de crisis no se recupera, y por ello es necesario que el crecimiento económico revierta en los grupos de exclusión.

Lorenzo 
ha asegurado que la fractura social se amplia. “La pobreza es un término más económico que solo mide una parte de la exclusión social. La pobreza es multidimensional y no solo hace referencia a la creación de puestos de trabajo. El deterioro social se extiende a otros ámbitos. Hay exclusión del trabajo, del consumo de la política, de la educación, de la vivienda, de la salud, del conflicto social y del aislamiento social”.

Lorenzo ha añadido que venimos de un modelo social, económico y cultural que, a pesar de que los macroindicadores señalizaban antes de la crisis que es estaban haciendo las cosas, es equivocado. “Es mejor vivir en una barraca que no en la calle. Es mejor un trabajo precario que no tener trabajo. ¿Pero es este el modelo que queremos? se preguntaba Lorenzo.

Hay una contradicción entre el deseo del sector público de ser responsable y garantizar el estado del bienestar y la oposición a cualquier medida de aumentar la presión fiscal o el establecimiento de nuevos impuestos. Es cierto que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades pero también en un modelo que prioriza lo individual por encima del bien común.
 

Mesa redonda con expertos de diferentes disciplinas

La Fractura Social, entendida como distancia que separa un determinado grupo de población socialmente integrado de otro grupo formado por excluidos, tiene causas y consecuencias en cuatro grandes ámbitos: el político, el económico, el sociológico y el tecnológico.

Este ha sido el punto de partida de la mesa redonda que, moderada por Andreu Ibarz, director general de Blanquerna-URL, ha contado con la participación de diferentes expertos de la URL y Cáritas.

Òscar Mateos, professor y vicedecano de Relaciones Internacionales e Investigación de la Facultad de Educación Social y Trabajo Social Pere Tarrés-URL, ha abordado los elementos contextuales (globales y locales, en perspectiva histórica) que ayudan a explicar la fractura social actual y ha argumentado que, en el fondo, supone la ruptura del contrato social de las últimas décadas en el contexto europeo. Mateos cree que se está produciendo una movilización o toma de conciencia pero ha alertado de otra crisis que no se tiene muy presente y que es la ecológica: “Nuestro modelo de vida no es universalizable” ha afirmado.

Àngel Castiñeira, profesor de ESADE-URL, ha relacionado la fractura social con los cambios acontecidos en el mundo laboral y la emergencia de una nueva clase social llamada “el precariado”. Castiñeira ha recordado que la fractura social es un concepto mucho más transversal que genera malestar. “La fractura social no responde a personas que no tienen estudios sino que son las clases medias las que no pueden dejar de pedalear la bici”.

Albert Florensa, profesor de IQS-URL, ha profundizado en la desigualdad y en sus efectos destructores en la sociedad, siguiendo las tesis de Branko Milanovic y Richard G. Wilkinson y Kate Pickett.

“Yo no daré ningún dato. Y en Cáritas tenemos. Hoy quiero hablar de las vidas fracturadas”. Así ha iniciado su intervención Mercè Darnell, responsable del área de Programas y Servicios de Cáritas Diocesana de Barcelona. Darnell se ha centrado en las personas y en el hecho de que estas vidas fracturadas lo son por culpa de unas respuestas fracturadas que solo suponen ir poniendo pedazos. Según Darnell, se parcializa el fenomeno del empobrecimiento y la exclusión en situaciones como son la pobreza infantil, la energética, de vivienda, la alimentaria…. pero todas se dan de forma conjunta.

Jordi Riera, vicerrector de Política Académica de la URL, ha orientado su exposición a la investigación que se está llevando a cabo desde el Grupo de Investigación Pedagogía, Sociedad, Innovación con el apoyo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación – PSITIC de Blanquerna-URL. El investigador principal de este grupo ha recordado que hay un 15% de pobreza relativa y un 25% de pobreza infantil, es decir, que 1 de cada 4 niños se encuentra en este contexto desde hace años. “No es asumible este cronicidad histórica de la pobreza que se mantiene más allá de los ciclos de bonanza económica. Para atender mejor esta realidad emergente tenemos que trabajar conjuntamente. Riera apuesta por un estado relacional para rehacer el contrato social.

 

Deja un comentario

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


 

Más leídas

Etiquetas