Estás en:
  • Inicio
  • Noticias
  • La capacidad de resiliencia familiar ante la adversidad, objeto de estudio de unas jornadas organizadas por Comillas

Noticias

La capacidad de resiliencia familiar ante la adversidad, objeto de estudio de unas jornadas organizadas por Comillas

14/11/2013

El Instituto Universitario de la Familia organizó el encuentro, en el marco de Aristos Campus Mundus, con la colaboración de la REDIF y la FIUC

 

Jornada Familias vulnerables, familias resilientes

En el marco de actividad del campus de excelencia Aristos Campus Mundus, el Instituto Universitario de la Familia, de Comillas, ha celebrado la Jornada “Familias vulnerables, familias resilientes. Innovación contra la vulnerabilidad social”, con la colaboración de la Red Europea de Institutos de Familia (REDIF), y el apoyo de la Federación Internacional de Universidades Católicas (FIUC) y de la editorial Gedisa.

El tema de estudio de la convocatoria entronca con la misma entraña de la universidad, como destacó el Rector de Comillas, Julio L. Martínez, SJ, al presentar la jornada. Se cruzan aquí, añadió, tres ámbitos que nos son muy queridos: los institutos de la familia, las universidades católicas y el campus de excelencia compartido con las universidades de Deusto y Ramon Llull, que recorre una andadura fructífera desde su creación, hace un par de años.

Para el Secretario General de la FIUC, monseñor Guy-Réal Thivierge, decir que las familias se han fragilizado y son resilientes define lúcidamente el contexto en el que la mayoría de ellas se encuentra, por lo que el tema de la jornada es muy pertinente, y los organizadores “han optado claramente por enunciar alternativas e innovaciones para el presente y el futuro”.

La familia, agregó Thivierge, figura en la agenda de las prioridades del Papa Francisco, que acaba de anunciarla como objetivo de reflexión del primer sínodo de su pontificado. La mayoría de los autores coinciden en que, desde el punto de vista sociodemográfico, hay  menos matrimonios, la gente se casa con más edad, ha caído la natalidad y, en algunos países, más de la mitad de los niños nacen fuera del matrimonio. Aumentan, al mismo tiempo, las familias monoparentales, especialmente con cabezas de familia femeninas, y el número de personas que viven solas. Pero, a pesar de los cambios, la familia es la más multifuncional de todas las instituciones sociales.

Carles Pérez Testor. Presidente de la REDIF, que celebró su reunión anual al día siguiente de la jornada, explicó a los asistentes el origen de la red, nacida en 1995,  su participación en programas de investigación europeos, y su relación con profesores y estudiantes que trabajan en temas de familia. Su vocación, como precisó Pérez Testor, es llegar a ser una red mundial, y no solo europea.

Por su parte, la Directora en funciones del Instituto Universitario de la Familia de Comillas, Ana Berástegui, manifestó que una de las grandes preguntas que ha acompañado la investigación en intervención psicológica y social con familias, en los últimos 30 años, es por qué en condiciones de adversidad extrema, tras sucesos traumáticos que harían predecible un deterioro de la salud mental, de la calidad de vida y de las relaciones personales y familiares, algunas personas y familias sucumben a la experiencia y desarrollan disfunciones, mientras que otras consiguen salir adelante a pesar de la dificultad, y se fortalecen en la adversidad. Esta realidad “ha abierto todo un campo del estudio de las familia, que busca, no tanto sus patologías y debilidades, como aquellos recursos y fortalezas que la permiten vivir la vida cotidiana, hacer frente a la dificultad y alcanzar el mayor bienestar de todos sus miembros y también el desarrollo de estos procesos de resiliencia individual en cada uno de las personas que la componen”.

La conferencia inaugural, sobre “La resiliencia como inspiración para la intervención con familias vulnerables”, la impartió Stefan Vanistendael. Secretario General Adjunto del International Catholic Child Boureau (BICE). Tras introducir el concepto de resiliencia, que calificó de empírico puesto que no proviene de una teoría, sino de la observación de la realidad, lo definió, a falta de matices, como  la capacidad de una persona o de un grupo para crecer en presencia de problemas y dificultades muy grandes.

Para construir la resiliencia, dijo, hace falta que la persona o la familia se sienta muy aceptada. Las pequeñas cosas, una mirada, una sonrisa, una bebida compartida…, cosas que parecen poco importantes, pueden ser las que dan paso al contacto humano imprescindible para la intervención social.

El humor constructivo ayuda también a reconocernos como humanos en una situación problemática. Pero hay que tener cuidado con su uso, porque necesita un clima de confianza, y puede resultar muy delicado acertar con él en distintas culturas. Lo ideal, aseguró Vanistendael, es que el humor venga de la persona en situación débil, y que cada cual se ría de sí mismo. Y un tercer elemento que facilita el acercamiento es la belleza, porque hay cosas que no requieren pagar un precio. En este punto, el ponente expuso una hipótesis: la belleza es una afirmación muy fuerte de la dignidad de la vida, gratuita y accesible a todos sin condiciones. “La belleza afirma la dignidad humana y  el valor de la vida, y esa es su fuerza”.

Pero nunca la resiliencia puede sustituir una política social, advirtió Vanistendael. La adaptación social es una idea muy poco adecuada a nuestros compromisos. Los derechos humanos son el punto de encuentro entre la  responsabilidad de las familias y la de la sociedad, y se debe trabajar sobre este punto de encuentro, que es un importante reconocimiento para las administraciones políticas y  públicas.

Como había apuntado Ana Berástegui en su intervención inicial, la jornada permitió, además, reflexionar sobre la investigación y la práctica en distintos contextos de vulnerabilidad, compartir con los asistentes los avances de Primera Alianza, un programa piloto para el fortalecimiento de vínculos saludables para familias en riesgo social que desarrolla el Instituto Universitario de la Familia, de Comillas, y abordar temas como: la resiliencia y la violencia de pareja y la resiliencia en contextos distintos: familias inmigrantes, niños soldado, frente al duelo y la muerte y ante el maltrato. 

Deja un comentario

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *